martes, 29 de agosto de 2006

El Vuelo de la Oruga



Las orugas no vuelan pero tienen un gracioso caminar. No quieras ser oruga y volar, porque contra el suelo te estamparás.

Las mentes inquietas como yo, reflexionamos de forma más o menos continua sobre el sentido de todo esto a lo que hemos llamado vida. Y en esto del “mundillo espiritual” hay mucha gente dispuesta a enseñarte (lo siento, no he podido superar todavía el ser uno de ellos) qué es lo que está bien, mal, para qué estamos aquí, qué hay antes, qué hay después. Y entonces te convencen, no sin tu propia ayuda, de que estamos aquí para alcanzar la iluminación y allí vas a toda velocidad!!! Y después de unos cuantos años por aquí y por allá, cuando estás convencido de que eres un ser espiritual puro (que no un humano corriente) empiezas a sentir un hormigueo en el estómago, (te dicen que es el ego retorciéndose, aunque en el fondo crees que es la kundalini subiendo). Tiempo después el hormigueo se vuelve insoportable y te das cuenta de que estás bastante peor de lo que creías (te siguen diciendo que es el ego y empiezas a dudar de que sea por la kundalini).

Finalmente, después de todavía mas tiempo te das cuenta de que eres una oruga, y que las orugas no vuelan y que llevas demasiado tiempo intentando volar, estresado, sin disfrutar. Y entonces te puedes encontrar en diferentes situaciones:

1. En el mismo sitio que al principio, pero mas cansado.

2. Cayendo en picado

3. En el pico de un pájaro antes de ser devorado.

Las orugas viven su vida, se desarrollan, comen, crecen y mientras lo hacen se sienten orugas, disfrutan de ello y no se les ocurre intentar volar. Un buen día, cuando su desarrollo se ha completado y no antes, construyen una crisálida y renuncian a su propia vida para poder, ya no desarrollarse, sino transformarse en mariposa. Y cuando la mariposa aparece ya no es la oruga más, aunque es gracias a ella. Y el primer gesto que realiza es desplegar sus alas, para después volar. Por cierto la mayoría de las mariposas viven muy poco, unas horas o unos días, en comparación con la vida de la oruga que es mas larga. Y es único objetivo de la mariposa es dejar la semilla para que otras orugas puedan ser, además de llenar el cielo con su belleza sin par.

Me encanta ser humano, aunque tenga que caminar.


¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.
Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons