domingo, 29 de octubre de 2006

Recapitulación I

“El futuro no existe. Es hora de que lo comprendas. Y cuando termines de recapitular y hayas borrado el pasado por completo, sólo te quedará el presente. Entonces sabrás que el presente sólo es un instante, nada más.”Donde cruzan los brujos. Taisha Abelar (editorial GAIA)


Existe un extraordinario código de conducta llamado el camino del guerrero, aplicado firmemente dentro de algunos linajes de chamanes centroamericanos. Es un conjunto de reglas que tienen como objetivo preparar a los aprendices para enfrentarse al Infinito y a la LIBERTAD perceptual. Fortalece especialmente la SOBRIEDAD y la cordura necesarias para mantener el equilibrio mental y la capacidad de razonar mientras rompen en sí mismos la fijeza del consenso colectivo, paso necesario para poder alcanzar y atestiguar la existencia de una REALIDAD APARTE en la que lo más importante es el conocimiento de la conciencia y sus leyes. Este código es verdaderamente un mapa al que se pueden agarrar con seguridad. Facilita la adquisición y manejo de las COMPETENCIAS necesarias para alcanzar tal fin de forma equilibrada.


Un mapa sirve para ubicarte en donde estás y proporciona el camino a seguir. El destino para estos chamanes centroamericanos ligados a la tradición de los naguales ha sido desde antiguo la exploración de la conciencia y la libertad de alcanzar los límites de la percepción, relacionándose consigo mismos y con el universo desde el esplendor de lo humano, para finalmente trascenderlo. Este conocimiento requiere llevar los sentidos recurrentemente más allá de lo ordinario y extremar la capacidad de atención. Esto con el fin de ser testigos de la dimensión energética del universo y así poder entender la naturaleza de la conciencia y de la vida misma emprendiendo el llamado VIAJE DEFINITIVO. Se necesitan enormes cantidades de energía perfectamente distribuida y fluida en el nivel mental y en el campo energético para acercarse a este objetivo. Esto es algo que raramente se da en un humano “corriente” o no entrenado en el camino del guerrero. La pérdida o alejamiento de la gracia original o SIMETRÍA SAGRADA es consecuente al inevitable proceso de socialización o colectivización de la psique. Desemboca en el sometimiento del ser mágico que somos a la PERSONALIDAD de tipo EGOICA y al rígido orden social consensuado que hoy por hoy excluye la posibilidad de entender al ser humano como una maquinaria perceptual casi ilimitada. En el camino del guerrero existen diferentes procedimientos que el aprendiz debe practicar de forma recurrente y sistemática. Uno de los más importantes es la RECAPITULACION. Esta permite recuperar y redistribuir la cuantiosa energía sutil y psíquica perdida y estancada tanto en la interacción social como en los SISTEMAS DE CREENCIAS y en el sostenimiento del YO en su forma de personalidad egoica. Incluso si no pretendes ser un guerrero o chamán, la recapitulación es muy interesante para tí, aunque sea solo por su eficacia a la hora de recanalizar y neutralizar estados emocionales desagradables. 


Si revisamos nuestra vida y obras, podremos encontrar fácilmente eventos que aparecen en nuestra cabeza una y otra vez, afectándonos, a pesar de que hace años que ocurrieron. Personas que vienen a nuestra memoria, estando presentes en el día a día a pesar de no formar parte de nuestras vidas en la actualidad. Relaciones de las que no hacemos nada más que quejarnos, y a pesar de todo no las dejamos. Lugares que nos ponen los pelos de punta, o melancólicos o rabiosos o de buen humor, que más da. Patrones repetitivos, en los que una y otra vez tropezamos en la misma piedra, a la que unas veces llamamos “malasuerte” y otras “bendición”. Pesadillas cotidianas, sueños estériles y relaciones tóxicas que nos alejan del Ser que fue concebido para crecer, percibir, recrearse y fluir con la vida.

 Muchos de estos fenómenos se pueden explicar desde el punto de vista de la interrelación de nuestro propio campo de energía sutil con el de otros seres humanos. Otros tienen que ver con la relación incongruente de unas partes de nosotros con otras.



La recapitulación es realizada por algunos linajes de chamanes mexicanos y centroamericanos a través de una técnica respiratoria especial que aparece explicada en los libros del antropólogo y chamán Carlos Castaneda. Adicionalmente requiere de un meticuloso procedimiento previo de preparación en la que se agrupa la información en forma de listas de personas que se han conocido a lo largo de la vida, lugares, eventos varios etcétera, necesitándose además de un espacio especial para su práctica, cueva o habitáculo construido para el caso y siempre bajo la supervisión a lo largo de los años de un maestro nagual que guía el proceso de aprendizaje del discípulo; es un camino avanzado para practicantes que dediquen su vida a ello y que hayan sido reclutados por el maestro dentro de un linaje de la tradición chamánica tolteca. Sin embargo cualquiera puede beneficiarse por sí mismo de este arte "poco a poco" en su día a día sin pretender necesariamente de primeras hacer un verdadero camino de guerreros y luego ya se verá.

La Emoenergética sin la práctica diaria y persistente de la recapitulación no tiene sentido y por ello en este sistema existen tres procedimientos para hacer recapitulaciones. Dos de ellos los puede hacer cualquiera, son LA TÉCNICA DEL ARO y LA RESPIRACIÓN DE BOSTEZO (recomiendo especialmente ésta). La tercera opción solo está disponible para aquellos alumnos a los que les he transferido a través de iniciación energética, en el contexto de los seminarios que imparto, el MANTRA DE LA RECAPITULACIÓN POR RESONANCIA. Los tres procedimientos se pueden hacer en la casa de cada cual, incluso en casi cualquier lugar en el que uno se pueda tomar unos minutos de soledad. Están diseñados para que no sea necesario un lugar especial para poder realizarlos. La idea es que cualquiera de una forma muy sencilla tenga la posibilidad de recapitular sin más requisitos que la voluntad de hacerlo. Aunque creo que para empezar no hacen falta los niveles de excelencia y exigencia tan altos como los que se requieren el los verdaderos linajes de chamanes, sí es necesario empezar por elaborar un CUADERNO DE RECAPITULACIÓN en el que organizar la información a recapitular. Este debe tener la forma de listas de personas, lugares, eventos, patrones de conducta, gustos y disgustos, etcétera. Así se promueve una cierta disciplina y orden que sirve para obtener un mejor y más rápido rendimiento a la práctica de la recapitulación desde el principio.

El objetivo primero de la recapitulación es movilizar los contenidos de energía psíquica y sutil estancados en los sistemas de creencias entrópicos (pertenecientes al sistema secundario de imágenes), así como en los vínculos energéticos y emocionales con las otras personas y con el entorno. El efecto directo de la recapitulación es la recuperación de porciones de energía de intensidad presa (fruto del roce de la realidad con la luz de la conciencia) en los contenidos-memorias y en los vínculos-relaciones. Así se puede progresar en el DESARROLLO HORIZONTAL como personas, ya que es imprescindible alcanzar un cierto equilibrio emocional, para quizás mas tarde dar el salto para iniciar el DESARROLLO VERTICAL como seres humanos, seres mágicos transpersonales que se enfrentan a los designios de la energía, la conciencia, el infinito...
¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License
Texto y fotografías de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons