miércoles, 18 de julio de 2007

Tres en Uno


He visto místicos que martirizan su cuerpo. He visto ateos negando al espíritu. Cada día, veo a hombres y mujeres que luchan contra su propia persona. Curioso, este viaje de lo humano, a veces absurdo, cuando nuestra visión se estrecha. Batalla sin fin, la mayoría de las ocasiones contra nuestros propios despropósitos, o a favor... y sin embargo me sigo arrodillando para alabar la grandeza del escenario de este mundo azul, que me permite existir.

Me reconozco en mi cuerpo y lo cuido.
Me reconozco en mi persona, y la afino.
Me reconozco en mi vínculo con el cosmos infinito y hago que el árbol de la vida crezca junto a su fuente y bebo de su agua.
He decidido aceptarme como la pieza de un puzzle de proporciones más allá de la imaginación.
He decidido ser testigo de excepción, desde mi sitio.
Soy cuerpo, mente y espíritu bajo la forma humana.

Tres niveles de manifestación que se funden para formar un Todo. Físico-biológico (la Tierra), psíquico-personalidad (el Hombre), cósmico-transpersonal (el Cielo). Somos tres en Uno, ni el principio ni el final del camino de la vida, más bien una encrucijada. ¡¡¡Qué emoción!!!


¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.


Creative Commons License
Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons