lunes, 12 de julio de 2010

Gratitud


Veníamos caminando en silencio y le pregunté: ¿Maestro, de verdad existe el pecado? y el Maestro respondió: "Sólo existe una forma verdadera de pecado, que consiste en olvidarte de que estás respirando. Ser consciente de cada aliento es la única forma de conectar con la auténtica gratitud que emana del hecho de que estás vivo y no de las circunstancias. El cultivo de la consciencia y la atención en el aliento abre al humano la percepción de lo real que es mejor que la creencia de lo que parece; esta es la verdadera joya del discernimiento y semilla de la libertad".

¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License


Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons