viernes, 8 de octubre de 2010

Karuna


Karuna es una palabra procedente del idioma sánscrito que se puede traducir como verdadera compasión. Según la tradición indoasiática, se dice que es la cualidad que practican algunos seres iluminados, que habiendo llegado a la liberación total del sufrimiento y del karma, reconocen en su estado de supraconsciencia que todos los seres somos Uno, y experimentando compasión por todos aquellos que todavía están separados de su Ser Interior y por lo tanto atrapados en la rueda de la ilusión y el dolor, deciden renunciar a su liberación definitiva, encarnando de nuevo en planos físicos para ayudar a la liberación de todos los seres. Esta acción de renuncia a la liberación eterna solo sería posible al experimentar Karuna, la verdadera compasión.

Se suele decir que el Karuna es amor, aunque esta concepción tiene que ver con una interpretación de la realidad basada en ideales resultantes de la baja simetría emocional predominantes en nuestro mundo. El verdadero Karuna empieza en la TRISTEZA, ya que esta es la emoción encargada de reconocer las pérdidas y necesidades, es decir, lo que no se tiene por haberse perdido o por no haberse conseguido. Así es posible continuar el flujo de la energía emocional hasta llegar al AMOR, que es la emoción que cuida y protege lo valioso que ya se tiene. El equilibrio entre la tristeza y el amor es como el yin y el yang, es necesario que se complementen dinámicamente sin que haya una dominancia del uno sobre el otro.

Es verdaderamente sabio aquel que es capaz de ver en si y en los demás lo que hay que cuidar y proteger, identificando y descartando lo que es necesario eliminar, enfocándose y dirigiéndose hacia lo que todavía hay que conseguir, simetrizando en sí el AMOR y la TRISTEZA.


¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.


Creative Commons License


Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons