jueves, 30 de diciembre de 2010

Propósitos


Ahora que la energía del nuevo año empieza a impregnar nuestro ser, muchos somos los que revisamos viejos propósitos o elaboramos algunos nuevos.
Conversamos con nosotros día tras día, nos contamos una historia sin fín, a menudo repetida. Utilizamos nuestro intento, nuestro poder personal, queramos o no. Del intento surge lo que vivimos. Mala suerte, buena, fácil, difícil, imposible, inutil, vacío, plenitud, posible...
Las palabras utilizadas, las formas en las que expresamos nuestras ideas y pensamientos construyen el escenario personal al que llamamos “el mundo”. La magia reside en el intento y una parte del intento es creado a través las palabras.
Hay una cosa que he comprendido, sólo es bueno aquello que aumenta la energía-percepción-conciencia, y sólo es malo aquello que la disminuye. Por eso me leo mis propósitos, cada noche en mi silencio y cada mañana al despertar:

  • Renuncio al rencor, a la envidia y al odio, aunque me hayan hecho daño.

  • Renuncio a sentirme culpable y a utilizar la culpa contra los demás o contra mi mismo. Me hago cargo de mi vida.
  • Renuncio a la vanidad y a la ignorancia, porque son venenos que me impiden admirar la grandeza de la Creación.
  • Renuncio al aburrimiento y a “matar” el tiempo y así evitar perderme el milagro de mi existencia.
  • Renuncio a la necesidad de castigar y a castigarme; así me libero de las deudas.
  • Renuncio a sobornar y a sobornarme.
  • Renuncio a chantajear y a chantajearme.
  • Renuncio a robar o tomar la energía de los demás y elijo recuperar la mía. Elijo recuperar mi pureza original.
  • Renuncio a la pataleta, porque ya no soy un bebé, para poder continuar caminando y seguir creciendo para a lo mejor un día volar. Me dejo de quejar para así responsabilizarme de mi realidad.
  • No concedo ni comparto mi espacio con aquellos que quieran perturbar, amenazar o impedir mi crecimiento o el de mis seres queridos. No concedo ni comparto mi espacio con aquellos que pretenden robar mi energía o la de mis seres queridos. Renuncio a las relaciones dañinas.
  • Quiero, me merezco y elijo que cada día me traiga el impulso y discernimiento para encontrar y escoger aquello que sea beneficioso para mi y para los que quiero.
  • Invoco al valor que me falta para renunciar a todos y cada uno de los pesos muertos que lastran mi desarrollo integral como ser humano.
  • El beneficio de los demás me beneficia. Mi beneficio es beneficioso para los demás.
  • Elijo creer el el valor de las personas y dejar de creer en los desvalidos.
  • Deseo profundamente encontrar y ser encontrado por aquellos seres o personas que tengan un nivel de evolución igual o superior al mío.
  • Deseo amar y ser amado. Comprendo que el verdadero amor es la fuerza aglutinante que une y cuida sólo aquello que es necesario para crecer y evolucionar.
  • Deseo profundamente la capacidad consciente de detectar lo peligroso en mí o en los demás. Recuerdo en cada momento que lo peligroso es aquello que roba simetría y posibilidades de desarrollo.
  • Elijo acercarme en cada aliento a mi Simetría Sagrada, mi auténtico camino de consciencia y aprendizaje. Elijo el completo contacto y profundización en mi Ser-Núcleo y recuperar la Totalidad de mi mismo.
  • Elijo el esplendor en esta vida. Renuncio a la mediocridad.
  • Elijo crear lo auténtico y deshacerme de la falsedad.
  • Elijo alinearme con el intento de la Vida y percibir su ritmo, cada instante.
  • Elijo estar consciente de forma permanente de que soy más que un cuerpo físico. Elijo reencontrarme con mi ser energético.
  • Elijo hacer más y mas silencio cada día, el ruido ya no me sirve.
  • Elijo ser cada día un poco más impecable y permitirme ser uno con el camino del guerrero.
  • Y elijo continuar siempre enamorado de la Vida y del Conocimiento. Elijo ser un devoto de mi existencia como energía que se mueve, se transforma y evoluciona en el infinito Mar de la Conciencia.


Y así espero, con paciencia, con ternura, con dedicación y tesón para que algún día estos propósitos se hagan completamente realidad...

¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License

Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons