domingo, 30 de enero de 2011

Virtudes



La MOTIVACIÓN verdadera proviene de la alegría de vivir, que puede enriquecerse, aunque no debe sustituirse, con la alegría de ganar. Es la cualidad que permite enfocarse en la continuidad de la vida y disfrutar al desprenderse de contenidos entrópicos (involuciones, problemas y necesidades) y alegrarse tanto de la incorporación de contenidos simétricos (nutriciones, interacciones, evoluciones y conocimientos) como del potencial que todo ser humano tiene de aprender y aumentar su consciencia.


La PRUDENCIA es la virtud que emana del miedo simétrico, que evita peligros innecesarios (externos e internos) y que sin embargo no se acobarda ante los retos que haya que superar en el camino hacia la impecabilidad y el desarrollo.

La PACIENCIA es un don otorgado por el buen funcionamiento de la tristeza; es la aceptación de la inversión que supone tener que esperar lo necesario mientras que las estrategias elaboradas para la solución de problemas o satisfacción de necesidades se terminan de ejecutar, tanto en secuencia como en ciclos. También es el estado de espera activa que se utiliza para elaborar o buscar esos aprendizajes de los que aún carecemos.

La PERSISTENCIA es la capacidad de mantener el impulso en la intensidad y duración necesarios para alimentar y dotar de fuerza a las estrategias de búsqueda de aprendizajes y resolución o compensación de problemas.

La AMABILIDAD nace del amor que prejuzga la bondad del otro y que no se retira mientras que el otro mantenga la misma reciprocidad con uno. Es la virtud que permite compartir lo que se ha aprendido y recibir humildemente del otro las enseñanzas que nos pueda dar.

La TEMPLANZA es la virtud del camino del medio que nace de la capacidad humana de percibir y admirar el orden, la belleza y la simetría. Es la capacidad de modular todos los pensamientos, emociones, palabras y obras, evitando los extremos; porque solo es admirable lo que está asentado en su centro.

La SABIDURÍA es la suma de estas virtudes y la IMPECABILIDAD es el fruto del intento inflexible necesario para conseguirlas.


¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License

Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons