martes, 5 de abril de 2011

Velocidad Terminal


En los últimos tiempos las sociedades humanas globalmente están experimentando una cantidad de CAMBIOS sin precedentes en la historia conocida. Este proceso, que empezó en el siglo XVIII, ha ido adquiriendo mayor velocidad progresivamente, de forma que todavía no es posible anticipar en que momento ni de que manera conseguirá estabilizarse dicha VELOCIDAD ya que es lógico pensar que no es posible sostener de forma indefinida la aceleración en la que estamos inmersos. La sociedad al completo está sometida a este fenómeno y en consecuencia, los sistemas sensoriales, emocionales y cognitivos del individuo tienen que lidiar con esta velocidad. Necesitamos adaptarnos a un flujo masivo de estímulos sensoriales y de informaciones puesto que todo lo que llega a nosotros tiene que ser obligatoriamente procesado en el mismo momento.


El sistema nervioso dispone de una serie de filtros que reacomodan la INFORMACIÓN externa en la psique después de procesarla internamente, decidiendo qué es lo que se guarda en el inconsciente y qué es lo que se deriva hacia el consciente. En cualquier caso toda la información y estímulos sensoriales inducen algún tipo de RESPUESTA de diferentes magnitudes en la persona, lo que influirá en la relación que tiene con el entorno y consigo misma. Uno de los resultados de la hiperestimulación en la que vivimos es que necesariamente nuestro sistema psicoemocional tiene que aumentar su COMPLEJIDAD de forma proporcional a como la sociedad lo está haciendo. El aumento de complejidad tiene que ver con el número de ELEMENTOS que forman parte de un sistema y cómo estos elementos se ORGANIZAN y conectan entre sí jerárquicamente para formar una UNIDAD; desde el punto de vista cerebral se podría hablar de que la complejidad aumenta la cantidad de objetos cognitivos que el cerebro maneja en cada momento y el cómo construye redes neuronales para interrelacionar todos estos contenidos con el objetivo de formar un todo lo más unificado y con la mayor COHERENCIA posible. Sin embargo, complejidad no es sinónimo de buena ORGANIZACIÓN-SIMETRÍA. Es posible aumentar la complejidad sin implementar niveles de organización lo suficientemente estables, lo cual evidentemente es un problema puesto que un sistema grande y complejo pero inestable se disgregará tarde o temprano por efecto de la ENTROPÍA, pasando previamente por estados de INCOHERENCIA y rupturas parciales.

En el campo de las emociones humanas llamamos al efecto de estas fisuras frustración, ansiedad, depresión, trastornos disociativos, déficit de atención, alteraciones de la conducta, violencia, dependencias, suicidio… Y en el ámbito de las sociedades las compensaciones a las desintegraciones se manifiestan en forma de guerra, recesión, injusticia social, pérdida de libertades, colapso, totalitarismo.

Existe algo llamado VELOCIDAD TERMINAL que tiene que ver con la velocidad límite que un objeto puede alcanzar en caída libre. En teoría podría acelerar indefinidamente pero en la práctica el movimiento es interferido por el ROZAMIENTO que es capaz de hacer que el objeto deje de acelerar, alcanzando una velocidad constante a partir de un momento determinado; el problema es que el rozamiento puede destruir el objeto antes de que este llegue a la velocidad terminal o incluso cuando ya la ha alcanzado, es la razón por la que la mayoría de los meteoritos se despedazan en la atmósfera antes de llegar al suelo. Está claro que de momento el mundo sigue yendo cada vez más rápido y mientras tanto muchos juegan con la fantasía de que mañana será igual que hoy, aunque el mundo ha cambiado y lo va a seguir haciendo.

Ha llegado el momento de preguntarse si como sociedad se está produciendo tanto rozamiento como para despedazarnos. Es necesario preguntarse como individuos si estamos cerca de la velocidad terminal y pensar en los desarrollos y evoluciones necesarios para soportarla, porque creo que la solución no es ir más despacio, ya que probablemente esta velocidad sea parte de un ciclo inevitable.


¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License

Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons