lunes, 11 de julio de 2011

Fuerza Motriz



La FUERZA MOTRIZ es la EMOENERGÍA que busca, percibe, reconoce y genera el aspecto CONTRACTIVO de la realidad (ESFUERZO), que se manifiesta a través del IMPULSO y la TENSIÓN. Éstos se presentan como ACCIÓN y REACCIÓN, que a su vez pueden tomar forma de ATAQUE o HUIDA, MOVIMIENTO o RESISTENCIA. Esta emoenergía tiene la función de EJECUTAR los PROGRAMAS seleccionados por la UNIDAD PROCESADORA DE LA TRISTEZA. No piensa ni diseña, tan solo HACE. La fuerza motriz también REACCIONA poniendo LÍMITES al ENTORNO y diciendo que NO cuando es necesario; para que esta función esté bien ajustada, es necesario que la fuerza motriz se encuentre bien controlada y estimulada por el miedo y la tristeza respectivamente. Una vez ganada la posición, la fuerza motriz estimula al AMOR para que haga que la matriz individual se ubique, consolide e integre el nuevo lugar. La fuerza motriz se siente como ESFUERZO y TRABAJO, consecuencia de la puesta en marcha de la energía funcional necesaria para cambiar de un estado a otro, de un lugar a otro.


La VIRTUD ESENCIAL de la FUERZA MOTRIZ es la PERSISTENCIA. La energía de la fuerza motriz es hija de la TRISTEZA y madre del AMOR. La FUERZA MOTRIZ y la ALEGRÍA se equilibran y complementan mutuamente, formando la POTENCIA TRANSFORMATIVA. La sinergia entre la alegría y la fuerza motriz se llama TENSEGRIDAD. Es controlada por el MIEDO y a su vez ejerce control sobre la RECREACIÓN. Su patología mayor son las ADICCIONES. Forma parte junto con el MIEDO y la TRISTEZA del NÚCLEO DOLOROSO.

Si no se recupera el equilibrio a través de la ejecución de la estrategia elegida, es porque ésta estaba mal diseñada o no se tenían los recursos suficientes para su aplicación. Entonces la FUERZA MOTRIZ puede desgastarse produciendo CANSANCIO y DOLOR, o bien podría entrar en un círculo vicioso intentando hiperactivarse para conseguir un equilibrio improbable, generando FRUSTRACIÓN y ENFADO o RABIA. El cansancio, el dolor, la frustración y el enfado son los subproductos en forma de sufrimiento que provienen de la fuerza motriz, y son el CUARTO ORIGEN DEL SUFRIMIENTO.

La RABIA es un sentimiento muy habitual en el ser humano, apareciendo cuando la fuerza motriz reacciona por su cuenta o se encuentra estimulada en lugar de correctamente controlada por el MIEDO, debido a una inoperatividad de la TRISTEZA por ineficacia, inexistencia o no utilización de estrategias adecuadas, es decir, por falta de aprendizajes o por tomar malas decisiones. La hermana de la rabia es el sentimiento de OFENSA o de ser ofendido, un producto de la estimulación perversa de la fuerza motriz desde la RECREACIÓN, sostenedor del EGO y del sentimiento de IMPORTANCIA PERSONAL, que a su vez proviene de las DEPENDENCIAS EMOCIONALES generadas desde las distorsionadas necesidades de ATENCIÓN, AFECTO y APOYO. El SENTIMIENTO DE OFENSA y la importancia personal son el QUINTO ORIGEN DEL SUFRIMIENTO. Sentirse muy importante y sin embargo no percibir el verdadero amor hacia uno mismo, que es la AUTOESTIMA, tiene como resultado la aparición del DESAMOR y el MIEDO A LA SOLEDAD, que son el SEXTO ORIGEN DEL SUFRIMIENTO. Éstos intensifican la búsqueda ansiosa del amor y la compañía de los otros retroalimentando al miedo, al apego, a la rabia y a la importancia personal de forma recurrente y recursiva, perpetuando el ciclo de IGNORANCIA. La IGNORANCIA es la falta de conocimiento de uno mismo; es el SÉPTIMO ORIGEN DEL SUFRIMIENTO y el hilo conductor de los otros seis. Volviendo a la rabia y al sentimiento de importancia personal, estas encierran al individuo en el DRAMA de necesitar sentirse más o menos que el otro, alimentando entonces las NECESIDADES DE JUSTICIA, DE CASTIGAR, DE CULPABILIZAR, DE AGREDIR, DE POSEER y DE DESTRUIR que aparecen en las RELACIONES HUMANAS ejecutadas por la fuerza motriz convertida en rabia y estimuladas desde el miedo a través de un tipo de PELIGROS especiales que solo existen dentro del plano humano y que se llaman INJUSTICIAS.

La rabia es una reacción involucionada contra las INJUSTICIAS. Intenta reaccionar poniendo LÍMITES a las actividades de CHANTAJE, SOBORNO, MALIGNIZACIÓN, METAMALIGNIZACIÓN, CULPABILIZACIÓN, DOMINIO PERVERSO, ABANDONO PERVERSO, PRIVACIÓN PERVERSA, DESVALORIZACIÓN PERVERSA, SUSTRACCIÓN, CASTIGO PERVERSO, CREACIÓN DE DEUDAS PERVERSAS, AGRESIÓN, ESCLAVIZACIÓN, DESINTEGRACIÓN DE LA PERSONALIDAD y ASESINATO, entre otros. Estas acciones son generadas por el lamentable estado de la conciencia humana, que todavía permanece apegada al nivel de la bestia cuando se disocia de su capacidad de empatizar. También por su baja simetría emocional, que le impide trascender los esquemas de dependencias emocionales, que a su vez son el alimento del ego.

La fuerza motriz permite tener RESISTENCIA, IMPULSO, FUERZA y POTENCIA. Esto es la capacidad de ESFUERZO. La resistencia proveniente del amor es estructural, a diferencia de la resistencia de la fuerza motriz que es funcional. Resistir a base de fuerza es muy desgastante desde el punto de vista energético. Es necesario desarrollar simetrías estructurales, ya que facilitan una mayor eficacia en las funciones con un menor gasto de energía.


¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License

Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons