domingo, 30 de octubre de 2011

Una Realidad Aparte


La premisa inicial de la Resonancia Bioenergética es que la estructura de la realidad es FÍSICO-SUTIL. Todo lo existente en este universo estaría formado por una doble naturaleza, una FÍSICA, que incluye a la materia, fuerzas nucleares, electromagnetismo, gravedad y todo lo que la ciencia contempla, y otra SUTIL, que en las tradiciones de perceptores ha sido catalogada como una dimensión energética con características diferenciadas, una realidad aparte asociada al nivel físico pero sin serlo. Este nivel estaría compuesto por una innumerable cantidad de filamentos o fibras de energía sutil que llenan completamente el espacio y el tiempo en todas las direcciones, irradiando con su propia energía todo a su alrededor. Estos filamentos se agrupan en grandes bandas que fueron llamadas emanaciones en las tradiciones chamánicas centroamericanas. A su vez dentro de las bandas los filamentos se aglutinan formando conglomerados de estructuras ovoidales o globulares, a modo de capullo que envuelven a los seres vivos orgánicos aunque también a toda la materia inerte. Este recipiente luminoso es el cuerpo energético, el SEGUNDO CUERPO, la parte oculta de la biología y de la naturaleza misma, su matriz fundamental. Tal como sucede en el NIVEL FÍSICO, se puede decir que el NIVEL SUTIL se manifiesta a través de dos modalidades claramente diferenciadas, una MATERIA SUTIL que da consistencia y forma a las estructuras filiformes y globulares que componen este aspecto de la realidad, y una ENERGÍA SUTIL que irradia, llena e interpenetra todo el espacio así como a la propia materia sutil dotándola de vitalidad y dinamismo, influyendo en sus propiedades y funcionamientos. La CONCIENCIA estaría dentro de esas energías sutiles siendo parte fundamental del propio tejido de la existencia; el cuerpo físico sería el vehículo temporal de una conciencia abstracta que se hace finita de forma misteriosa con el propósito de experimentar-percibir, transformarse, aumentar su potencial y aprender. Lo que el ser humano ha intuido como energía psíquica y que se manifiesta en general de manera pobre en nuestro mundo a través del PENSAMIENTO, es parte de la propia energía de conciencia.

Hoy en día la dimensión sutil de la realidad no está accesible a través de la tecnología, pero en todas las edades del hombre lo ha estado a través de la ampliación de las funciones habituales de los sentidos, pudiendo el perceptor entrenado acceder a su conocimiento mediante métodos pseudocientíficos de observación extrasensorial con el propósito de poder investigar, comprender y utilizar dichas estructuras y energías sutiles cuya morfología y funciones han sido parcialmente divulgadas por algunas escuelas a través de conceptos como los meridianos, los chakras y el aura.

Según el modelo de la Resonancia Bioenergética, el conglomerado de campos sutiles o capullo luminoso asociado al organismo es el que dota de vida al mismo, lo "anima", es el ALMA, el SEGUNDO CUERPO. La Resonancia Bioenergética tiene su foco de interés en la salud del alma.  

¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License
Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons