martes, 11 de diciembre de 2012

Emoenergética


La Emoenergética es la parte de la Resonancia Bioenergética que aporta un modelo revolucionario sobre el funcionamiento de la mente, la conciencia y las emociones humanas. Esta visión del mundo ayuda no solo a comprender mejor la naturaleza de la psique y del ser humano, ofrece además un esquema práctico o guía para aquéllos que están en el intento de crecer en lo personal y en lo transpersonal.

En este sistema, las EMOCIONES NUCLEARES son redefinidas para salvar las limitaciones presentes en nuestra cultura y son llamadas EMOENERGÍAS; seis unidades formadas por ESTRUCTURAS, FUNCIONES perfectamente delimitadas y RECURSOS ENERGÉTICOS propios que se organizan para crear un órgano sutil llamado el NÚCLEO EMOCIONAL, cuyo diagrama es el mapa del tesoro de las emociones, de la maquinaria a través de la cual el ente biológico se convierte en PERSONA. Las emoenergías son, reflejan e interpretan los aspectos fundamentales ya existentes en la naturaleza y el Universo:

  • La ALEGRÍA es la emoenergía que percibe y genera la EXPANSIÓN, la CONTINUIDAD, la FLUIDEZ y el DINAMISMO.
  • El MIEDO es la emoenergía que percibe y genera la DISCONTINUIDAD, el DESEQUILIBRIO y el aspecto ENTRÓPICO.
  • La TRISTEZA es la emoenergía que percibe y genera la SEPARACIÓN y la FRAGMENTACIÓN, la DIVISIÓN del todo en partes.
  • La FUERZA MOTRIZ es la emoenergía que percibe y genera el ASPECTO CONTRACTIVO, el ESFUERZO, el IMPULSO y la REACCIÓN.
  • El AMOR es la emoenergía que percibe y genera la CONECTIVIDAD y la UNIDAD.
  • La RECREACIÓN es la emoenergía que percibe y genera la ORGANIZACIÓN, la BELLEZA y la SIMETRÍA.

La Emoenergética propone la práctica de diferentes actividades fundamentales que pueden ayudar al ser humano a desarrollar sus potenciales emocionales y energéticos:
  • Reorganizar el lenguaje (tanto hablado como pensado), ya que al ser nuestro verdadero sexto sentido, tiene la facultad de influir poderosamente en el mundo en que vivimos. Es necesario escucharse atentamente para detectar hasta los más sutiles autoengaños presentes en nuestro diálogo, y trabajar para conseguir usar únicamente un lenguaje potenciador y de poder.
  • Desarrollar un pensamiento SISTÉMICO (la existencia está compuesta por sistemas de formas y funciones que se encuentran intercambiando continuamente energía e información con el medio en una búsqueda permanente del equilibrio), HOLÍSTICO (todo está contenido en todo) y TRANSPERSONAL (soy más que un cuerpo físico). Esto sin dejar de lado el pensamiento ANALÍTICO y racional que permite conservar y fortalecer la sobriedad necesaria para adentrarse en los reinos pertenecientes al lado mágico del ser humano, ese que dice que el hombre es una burbuja de conciencia que está de viaje en el lado activo del infinito.
  • Tomar conciencia de que además de un pensamiento racional y otro intuitivo existe al menos un tercer nivel de comprensión que es el llamado pensamiento paradójico. Llegados a determinados niveles de conciencia y también en ciertos procesos intelectuales se atestigua que existen dualidades aparentemente enfrentadas e irresolubles que, sin embargo, permanecen como inalterables verdades ambas, en contra de lo que el sentido común pudiera dictar.
  • Afinar sistemáticamente los sentidos convencionales y abrir la posibilidad de convertirlos en extraordinarios mediante la práctica y perfeccionamiento de un estado de atención firme y tranquilo.
  • Practicar la introspección sin juicio; fascinarse por el conocimiento de uno mismo y permanecer abiertos a ver y aceptar incluso las partes más oscuras e inconscientes. La Emoenergética ofrece un mapa que facilita el conocimiento de las luces y las sombras humanas; su estudio aporta definiciones claras y precisas de los estados psicoemocionales y de las funciones cognitivas. Es un modelo coherente y clarificador sobre la estructura y funciones de la mente mientras que la mayoría de los sistemas psicológicos y pseudopsicológicos solo suelen ofrecer extensas divagaciones.
  • Cultivar la idea, para más tarde convertirla en comprensión, de que la imagen que se tiene de uno y del mundo no es más que una interpretación mental muy elaborada, pero no la verdad. Es por ello susceptible de ser cambiada, mejorada y purificada.
  • Practicar el silencio interno mediante técnicas de MEDITACIÓN en reposo y en movimiento.
  • La introspección debe estar acompañada por la práctica del arte de la RECAPITULACIÓN. Para algunos resultará familiar este término proveniente del chamanismo centroamericano; será ampliamente desarrollado en esta obra.
  • Prestar atención y cuidados al cuerpo físico. Estar verdaderamente dispuestos a eliminar los hábitos perniciosos y adictivos que lo puedan dañar, y darle las nutriciones y el movimiento adecuados.
  • Cuidar y reparar el cuerpo energético mediante técnicas específicas de SANACIÓN ENERGÉTICA. La Emoenergética es mucho más que un modelo intelectual. Es un sistema de desarrollo humano que forma parte de una moderna y natural medicina del alma: la Resonancia Bioenergética. Para involucrarse en este camino también es más que recomendable recibir estas sesiones de sanación o “ajustes bioenergéticos” con regularidad. De otra forma, lo habitual es que el aspirante (a pesar de su interés) se quede con la curiosidad intelectual por este conocimiento, sin llegar a asimilar la parte energética y sutil, que es fundamental para manifestar y realizar en uno mismo esta ENSEÑANZA. Muchas veces la gente me pregunta por qué es necesario un guía, sanador o maestro... y para mí es claro: si necesitamos profesores para cualquier otro área del aprendizaje, ¿por qué iba a ser diferente con las emociones y el conocimiento de uno mismo?.

Incluso la parte intelectual de este saber se presenta, como cualquier otro, en forma de reto para el lector, que solo podrá aprovechar este manual (que trata de uno mismo) si se convierte primero en estudiante aplicado, desarrollando después un interés persistente y activo.

¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License
Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Los Guerreros de la Luz


A menudo, alumnos y personas con las que trabajo en este camino de la Resonancia Bioenergética me dicen que no han tenido tiempo para hacer algunas de las tareas básicas que les he recomendado, las cuales están orientadas a la sanación y al autoconocimiento. Es cierto que el día a día, la supervivencia y ocupaciones en general, nos llevan mucho tiempo. Pero de eso está hecha la vida: de TIEMPO. Estar vivos desencadena inmediatamente la emergencia de diferentes NECESIDADES, por ello es por lo que hay que mantener en marcha una serie de procesos o trabajos, luchas incesantes en diferentes frentes. Una vez escuché en una película decir a alguien que “...en la vida, el 90% es limpieza y mantenimiento”. El guerrero saca energía de la propia lucha (de la cual no se queja) y la transforma en INTENTO e IMPECABILIDAD. Su batalla también es por la supervivencia, pero principalmente se esfuerza en aprender y convertir cualquier actividad en un medio para combatir sus propios despropósitos, excesos, debilidades y sombra, los cuales son impedimentos en el camino hacia uno mismo. Mientras, el hombre corriente desperdicia sus enormes recursos, energía vital y conciencia. Lo hace alimentando, en el entorno individual y social, la autocompasión, la necesidad de dominar y la dependencia emocional, intentando sostener y mostrar a los demás una imagen de sí que no se cree ni él mismo.

La paradoja es que, a pesar de que el colectivo anquilosa a los individuos desde el punto de vista de la conciencia, sin embargo, no hay sociedad que pueda impedir el crecimiento espiritual de alguien que ha llegado a ser adulto. Nadie te puede obligar a ser INCONSCIENTE DE TU ALIENTO. Sacar la atención del parloteo interno llevando la consciencia a la respiración es el pilar más básico de la espiritualidad; lo demás son adornos o distorsiones. Cultivar la atención y el SILENCIO (MEDITAR) se hace imprescindible para un guerrero, ya que los lamentos y vanidades (compañeros inseparables de la IGNORANCIA) siempre son ruidosos. No es que sea suficiente ni lo único que hay que hacer, pero es necesario hacerlo en el camino al CONOCIMIENTO DE UNO MISMO. También hay que trabajar para reajustar las percepciones y sensaciones negativas acumulados a lo largo de la vida (RECAPITULAR), ya que funcionan como lastres tanto en el desarrollo horizontal (competencias y actividades mundanas) como en el desarrollo vertical (el que involucra el crecimiento de la conciencia). Los guerreros y guerreras de la luz actualmente no se retiran del mundo, más bien se hacen impecables en él. En ocasiones dan ejemplo de lo que es posible hacer y alcanzar, aunque a veces muchos a su alrededor no se dan cuenta y los ven como personas corrientes. Quizás, en todo caso, más seguras de sí mismas y más serenas de lo normal. Aunque un guerrero sabe llevar el dolor, trabaja incesantemente para alcanzar una y otra vez un especial estado de plenitud y BIENESTAR, de manera que, por lo general se siente bien. A pesar de esto ni por un momento olvida que su propósito es estar bien, lo cual no es lo mismo que sentirse bien. 

El universo entero es una matriz que nos permite SER y ESTAR: percibir, vivir y compartir. Cuando el ser humano es verdaderamente consciente de esto lo que siente es fascinación, gratitud y ganas de aprovechar el tiempo que se le ha dado. Han sido necesarios 14.000 millones de años de evolución (la edad de este universo) para que estés aquí. Te lo puedes permitir, pero no deja de ser una pena que dediques tu vida a quejarte de lo difícil que es vivir.

El guerrero elige renunciar a la queja ya que ésta lleva inexorablemente al engorde de sentimientos como la frustración, el odio y la autocompasión. Prefiere reunir la energía que tiene y conseguir toda la extra que pueda para dar un sentido transcendente a su vida, para vivir de manera que no acabe ni el asombro ni la maravilla, al menos hasta el momento de su MUERTE. Sabe que para Ver y entender lo que se ve es necesaria más luz y menos oscuridad.

A un guerrero sin SOMBRA se le podría matar pero lo que es imposible es robarle su dignidad. Su DEVOCIÓN ya no es hacia el rebaño; su vínculo es de uno a uno con la EXISTENCIA.

¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License
Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons.


sábado, 13 de octubre de 2012

Vida y Transcendencia


La VIDA es una singularidad que emerge desde unos enormes conglomerados de potencialidad abstracta llamados MATRICES MAESTRAS en el modelo de la Resonancia Bioenergética. A través de un proceso generativo, estas matrices son hiladas, encajadas y convertidas en un flujo de continuidad temporal puntual: un EVENTO EXISTENCIAL INDIVIDUAL. El asombroso proceso de la vida produce así una efímera BURBUJA DE PERCEPCIÓN y conciencia (matriz individual) que, durante un instante cósmico, permanece ligada a unas coordenadas dinámicas, aunque lineales, de espacio y tiempo. Vivir significa SER y ESTAR, es decir, haber alcanzado algún tipo de conciencia individual cuyas acciones, mutaciones y movimientos ocupan un lugar y propósito dentro de la Creación. A través de los procesos volitivos (VOLUNTAD INDIVIDUAL), que son inmanentes a la propia existencia como ser viviente, se manifiesta y ENFOCA un sendero único y definido, una vida, un evento existencial. Éste ya estaba disponible y existía previamente como uno más dentro de las innumerables posibilidades otorgadas al individuo por el Espíritu, contenidas todas ellas en la nebulosa de probabilidad llamada MATRIZ MAESTRA, la cual, como se ha indicado, es un campo de potencialidad abstracta, es decir, EXISTE pero NO ES. Cada ser está ligado a una matriz maestra en particular (MAPA DEL DESTINO) que, a su vez, forma parte de un conglomerado de matrices maestras mayores, las cuales están integradas en otras todavía más grandes. Así hasta completar la MATRIZ MAESTRA UNIVERSAL, la cual es el nivel potencial abstracto e intemporal del mismísimo Espíritu. Esto lleva a contemplar una posibilidad que ha sido sistemáticamente negada por el ser humano y sus religiones: Dios sería una entidad evolutiva, cuyo DESTINO depende de su propia voluntad y volición, aunque es en parte alimentado por cada uno de sus componentes, nosotros, los seres. De alguna manera, el nivel evolutivo alcanzado en un instante dado por el Espíritu Universal sería dependiente de la SUMA de las decisiones que se hacen en cada momento y nivel de la Creación por todos los seres existentes. 

Solo una matriz individual puede ser y existir al mismo tiempo (tener un PRESENTE, vivir) lo cual hace que adquiera características focales, concretas y lineales. Desde el punto de vista transpersonal-espiritual (VERTICAL) cada ser individual estaría integrado en un RACIMO de seres (suprasistema existencial), el cual pertenecería a un racimo mayor que estaría incluido en otro superior y así sucesivamente. Los racimos o suprasistemas transpersonales son niveles concretos de organización de la propia Creación manifestada en un espacio y un tiempo. Puesto que todo lo que existe es energía, se podría decir que los racimos son niveles de organización de la energía. Seguramente nadie sabe cuántos enracimamientos hay por encima del ser humano, pero finalmente todos forman parte del Espíritu Universal, el racimo de racimos, el CUERPO LUMINOSO MAYOR, contenedor, origen y fin de todos los demás: el alfa y el omega. Cada ser en cada nivel es presionado a percibir, reaccionar y moverse (VIVIR), lo cual produce una transformación de la conciencia abstracta en concreta. Este proceso transformativo de la conciencia potencial (abstracta) en conciencia cinética (individual) parece ser el verdadero motor de la Creación. Los seres son impelidos a vivir sus vidas, experimentar, percibir y aprender para luego (a través del proceso de la MUERTE) devolver el producto refinado de la conciencia al propio Espíritu. El ser individual puede llegar a alcanzar una gran eficiencia en la conversión de la energía potencial o no. Esto es dependiente del nivel de APRENDIZAJE acumulado en forma de nuevas SIMETRÍAS adquiridas mediante el manejo del GRADO DE LIBERTAD individual a través del proceso de SELECCIÓN DE OBJETIVOS y TOMA DE DECISIONES. Cuando el rendimiento energético del aprendizaje obtenido a lo largo de la vida es bajo con respecto a la conciencia regalada por el Espíritu al ser individual, entonces la energía cinética transpersonal generada es pequeña y horizontal. Cuando el individuo consigue acumular simetrías que hacen que el rendimiento eficaz de la conciencia original sea grande, entonces se puede hablar de que su desarrollo horizontal servirá para que el universo siga evolucionando gradualmente en su complejidad. En ocasiones, ciertos individuos van más allá, consiguiendo no solo alcanzar un gran rendimiento horizontal de la energía de conciencia original, generando eventos y experiencias plenos, sino que empiezan a alcanzar grados extra a través de su conciencia, siendo entonces auténticos canales del Espíritu, MANDALAS SIMETRIZADORES precursores y atractores de VERTICALIDAD, en sí mismos, en su entorno y en el universo.

En resumen, la VIDA es la expresión de una experiencia perceptual irrepetible e individual que, de alguna forma misteriosa, sirve de REALIMENTACIÓN primero a los racimos mayores (al igual que las células sirven al cuerpo) y finalmente, a través de éstos, al propio ESPÍRITU universal. En el proceso transformativo de la conciencia, los pasos, primero de abstracto a individual (VIDA) y después de individual a abstracto (MUERTE) producen algún tipo de excedente energético subproducto de la conciencia de ser, gracias al cual la creación entera permanece en movimiento en un ciclo infinito que, por razones incomprensibles, fue puesto en marcha por el propio Espíritu. Si esto es así, el único PROPÓSITO real de la vida individual es la conversión de la potencialidad otorgada en experiencia concreta (VIVIR), a ser posible a través del aumento de la propia conciencia y evolución vertical (desarrollo de la SIMETRÍA SAGRADA), en aras de SERVIR eficazmente a los racimos mayores en su propia evolución. Es posible que incluso el propio Espíritu Universal tan solo responda a las necesidades de un super-racimo de deidades regentes que sirva y sea el sustrato nutritivo de algo más allá de cualquier manifestación, el verdadero VACÍO, cero, la vacuidad absoluta y todopoderosa de la cual emergería la verdadera VOLUNTAD.

¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License
Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

El Desafío



Venimos al mundo como un puzzle sin hacer. La mayoría de la gente llega a un punto en su vida en el que, fundamentalmente, se queja de lo difícil que es resolver su puzzle, de que parece que faltan piezas, de que hubiera sido mejor si hubiera una imagen con el resultado final, para por lo menos saber hacia dónde ir. Otras personas, sin embargo, se meten de lleno en la labor de realizarlo, puesto que se han dado cuenta de que la imagen que esconde es la de la TOTALIDAD DE SÍ MISMOS.

Antes de llegar a estar completo, lo que se ven son nada más que fragmentos, a veces amontonados o descolocados, mezclados con vacíos. En cada uno de esos vacíos solo encaja una pieza en particular, y sí, es verdad, faltan piezas, o más bien hay que ir a buscarlas. Si eres lo suficientemente impecable, lo que te encuentras mientras que buscas y colocas las piezas se llama APRENDIZAJE, y el resultado al llenar el vacío con la pieza adecuada es el aumento en la conciencia de ser. La casi totalidad de los seres humanos pasarán por esta vida habiendo elegido establecer y sostener una MISIÓN por encima de cualquier otra: la interpretación de los papeles de DOMINADOR-DOMINADO, fruto de la incesante y distorsionada búsqueda de atención, afecto y apoyo, sostén de la MENTE EGOICA y de la miseria humana. Unos pocos se darán cuenta de lo estéril de semejante dedicación y se plantearán la extravagante cuestión de si hay alternativas posibles. Menos todavía aceptarán completamente el hecho de que en el corto periodo que pasamos en este mundo, tenemos realmente esta oportunidad de autoconocimiento y conciencia. Un grupo extremadamente reducido de estos últimos tomarán la decisión de dedicar su vida a completar su propio acertijo, que consiste en reconquistar y conectar cada una de las partes del propio ser, primero con uno mismo y después con el Espíritu. Esto es quererse a uno mismo y cultivar la DEVOCIÓN a la vida. Aun así, solo unos pocos de éstos en cada generación llegarán a completar la etapa humana en toda su verticalidad, transcendiendo sus conciencias quizás hacia otras manifestaciones de la existencia. Tenemos la desconcertante intuición de ser mucho más misteriosos y fascinantes de lo que se nos ha contado, sin embargo, pocos son los que se esfuerzan realmente, cada día, en convertir esa creencia en auténtico conocimiento. Normalmente, son necesarios años de practica de silencio interno e impecabilidad para expandir la percepción y empezar a Ver de forma coherente, otros más para conseguir comprender lo que ves, y toda una vida de intento para mantener la sobriedad. No hay atajos y tampoco garantías de lograrlo, pero para algunos el viaje ya merece sobradamente la pena. Así que la VIDA es como una colección de acertijos, para cada uno los suyos, que son en sí mismos avenidas de conciencia y conocimiento. No es obligatorio resolverlos, tampoco eres libre de elegir la imagen final. Sí que puedes decidir dedicar tu vida a completar tu puzzle o no hacerlo. Yo he decidido aceptar el desafío.
¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License
Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons.


sábado, 23 de junio de 2012

Pecado

El concepto de PECADO se ha manipulado a lo largo de la historia para mantener a los seres humanos encadenados al orden social, el cual tradicionalmente ha sido utilizado para proteger el estatus de las oligarquías religiosas, culturales, políticas y económicas. Sin embargo, originalmente debió servir para poner nombre al ACTO a través del cual el hombre se separa del Espíritu Universal, de su Ley y de sí mismo (alejamiento de la SIMETRÍA SAGRADA). Desde el punto de vista de un vidente de la ENERGÍA SUTIL, lo único que existe es la CONCIENCIA, sus intensidades y sus variaciones de ganancia y pérdida.  Bajo esta premisa, el pecado es un hecho energético más que algo moral, un movimiento mórbido que lleva a la pérdida de energía, ejecutado en todo caso a través de un acto volitivo (GRADO DE LIBERTAD), o como efecto de la IGNORANCIA individual. La ignorancia es la ausencia de conocimiento, fruto del sometimiento al YO EGOICO. El más grande de los saberes es el conocimiento total de uno mismo;  a éste solo se llega a través del aumento de la conciencia y ésta tan solo crece al incrementar el sentimiento de unión y conexión con el SER que somos (la verdadera AUTOESTIMA), sublimando los pensamientos, las palabras y obras, sometiéndolos (mediante INTERÉS, INTENTO y VOLUNTAD),  a la presión constante de las VIRTUDES ESENCIALES y de la IMPECABILIDAD. El pecado sería lo que hace al ser humano perder conciencia, desconectándole parcialmente de su propio ser, de su PROPÓSITO transpersonal y del conocimiento energético de sí mismo, aumentando la ignorancia, la culpa, el sentimiento de indignidad y debilitando su voluntad. El aumento de la conciencia limpia y fortalece la conexión con el Espíritu; es el efecto de ser IMPECABLE, que significa, literalmente, incapaz de pecar.

¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License
Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons.

domingo, 3 de junio de 2012

Meditación I


Para la mayoría de las personas, el pensamiento está básicamente formado por el DIÁLOGO INTERNO, que es una sucesión recurrente y a menudo aburrida de parloteo, pulsiones emocionales y sensoriales provenientes de un INVENTARIO personal desordenado. Sin embargo, ésta no es la única opción. Cuando la mente está enfocada en un ATESTIGUAR consciente, sin juicios ni palabras, entonces el pensamiento está hecho de SILENCIO.

La creencia popular de que meditar consiste en parar el PENSAMIENTO está muy extendida, aunque es incorrecta. La MEDITACIÓN es un estado tranquilo de observación en el que la ATENCIÓN se pone en cualquier cosa, excepto en el diálogo interno. Nuestra PARTE RUIDOSA, la personalidad egoica, está acostumbrada a tener la mayor parte de la atención; se alimenta y fortalece enfocándola de forma consistente y compulsiva en el diálogo interno. Sin embargo, también existe en nosotros una PARTE SILENCIOSA, la personalidad original, el doble energético; el problema es que rara vez permitimos que se haga con la atención. Ésta es la razón por la cual, en el ser humano corriente, la parte silenciosa habitualmente se encuentra débil y deteriorada, ya que recibe muy poca nutrición. La meditación es precisamente hacer que la atención sea utilizada por nuestra parte silenciosa, para que así se pueda alimentar de ella. Al principio es bastante difícil, ya que es necesario invertir tiempo y esfuerzo para llegar a disponer de un mínimo de concentración, puesto que la parte ruidosa es demasiado fuerte y despista al practicante una y otra vez. Pero si se persiste, la meditación empieza a ser efectiva y el practicante comienza a experimentar verdaderos estados de silencio, aunque sea por breves instantes. Se reconocen como la sensación de poder dejar de hablar con uno mismo. Es entonces cuando la parte silenciosa empieza a fortalecerse como consecuencia de la propia práctica, lo que equivale a poder mantener la atención en sí misma durante más tiempo.

Existen dos formas básicas de meditación: la activa y la pasiva:

La MEDITACIÓN PASIVA se practica en una postura cómoda, sentado o tumbado con los ojos cerrados. Entonces, por ejemplo, se lleva la atención a la nariz, a las fosas nasales, observando el entrar y salir del aire por ellas; sin más. Si la atención se va al diálogo interno, simplemente la devolvemos otra vez a la nariz. Se mantiene la concentración de manera firme y tranquila durante al menos 5 minutos. No hay límite máximo de tiempo. Otra modalidad puede ser utilizar sonidos rítmicos o monótonos (no musicales) y enfocar la atención en ellos.

La MEDITACIÓN ACTIVA se realiza mientras se está haciendo cualquier actividad normal, siempre que no sea peligrosa. Se lleva la atención hacia la propia actividad y a las experiencias sensoriales que nos produce, evitando cualquier juicio o enfoque en el diálogo mental. Una muy buena forma de practicarla es hacer grandes caminatas en solitario de más de dos horas, aunque también sirven los pequeños desplazamientos. Se pueden cerrar ligeramente las manos haciendo que los dedos meñiques toquen las palmas, enfocando la atención en la sensación que esto produce mientras que se mantiene la mirada al frente, ligeramente hacia arriba, sin centrarla en nada en particular. También es muy efectivo enfocarse mientras tanto en la respiración y en los sonidos ambientales.

El secreto de la meditación es realizarla sin esperar ni buscar nada, porque sí. Persistir significa que debe hacerse práctica pasiva cada día, sin excepción; da igual si son cinco minutos nada más. Practicar cada día con independencia de las circunstancias produce un efecto especial en la mente que no se consigue de otra manera. La meditación activa complementa a la pasiva, pero no la sustituye.
¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License
Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons.

domingo, 15 de abril de 2012

Emoenergética, Psicología Neochamánica


El autoconocimiento es el reto más importante del ser humano.

La Emoenergética aporta un modelo revolucionario sobre el funcionamiento de la mente, la conciencia y las emociones humanas. Esta visión del mundo ayuda no solo a comprender mejor la naturaleza de la psique, sino también a disponer de un esquema práctico que sirva como guía para aquellos que están en el intento de crecer en lo personal y en lo transpersonal. En este sistema las funciones emocionales jerárquicamente principales (EMOCIONES NUCLEARES) son redefinidas para salvar las limitaciones presentes en nuestra cultura y se les llama EMOENERGÍAS, unos procesadores cognitivos que se organizan para crear el NÚCLEO EMOCIONAL, la maquinaria a través de la cual el ente biológico se convierte en persona. 


Esta es una obra singular que aporta y revela un valioso conocimiento sobre la dimensión energética del ser humano, la conciencia, la percepción, la formación del ego y sobre nuestras verdaderas posibilidades de evolución. 

Incluye todos los textos, completamente revisados, que he ido publicando en este blog y mucho más. Imprescindible para el trabajo de conocerse a uno mismo.



He puesto a vuestra disposición la versión en libro electronico (EBOOK); ¡su descarga es gratuita!. El archivo enlazado abajo está comprimido y en él encontraréis dos formatos:

*EPUB: compatible con la mayoría de los lectores electrónicos, smartphones, IPHONE e IPAD.

(se puede leer también en PC o MAC, por ejemplo con el programa Adobe Digital Editions)
*MOBI: compatible con el lector KINDLE de Amazon. 


Lo puedes descargar en el siguiente link:


Libro de la Emoenergética

o puedes descargalo directamente en tu dispositivo móvil escaneando este QR:




También lo puedes comprar en papel en Lulu pinchando el siguiente icono:

Support independent publishing: Buy this book on Lulu.


EMOENERGÉTICA, PSICOLOGÍA NEOCHAMÁNICA
Autor: Chema Sanz
1ª Edición. 2012.
ISBN: 978-84-615-8435-2
442 páginas en la versión impresa.

domingo, 8 de abril de 2012

Desapego


El desapego es un estado de expansión de la conciencia que permite que las energías en el segundo cuerpo y en el núcleo emocional permanezcan relativamente libres de bloqueos, independientemente de las circunstancias y del nivel de interacción que se esté estableciendo con otras personas o situaciones. Paradójicamente, el desapego es un estado de abandono lleno de control. Se podría decir que es cuando uno se desprende de la necesidad de dominar y de poseer, y sin embargo puede controlar o disponer de cualquier cosa que necesite. El campo se mantiene fluido, integrando con facilidad las experiencias en curso, reaccionando así de manera favorable, en el momento preciso y con la intensidad adecuada.

El esfuerzo e impecabilidad que alguien realiza para alcanzar y recorrer un CAMINO CON CORAZÓN le va conduciendo hacia el desapego. Para un guerrero, ni el mundo ni sus actores deben tener poder suficiente como para apartarle de sentir la conexión y unión consigo mismo. Esto es lo que significa estar en un camino con corazón. El DESAPEGO disminuye la necesidad de culpabilizar y de culpabilizarte, la queja deja de tener sentido. No se conquista ese lugar de golpe. El desapego real y total es un hito que llega tan solo con la REALIZACIÓN, al eliminar por completo y de forma definitiva los esquemas de DEPENDENCIA EMOCIONAL, lo cual lleva a la muerte de la MENTE COLECTIVIZADA EGOICA y al renacimiento de la MENTE ORIGINAL. Al principio, como mucho, uno es absorbido por el desapego por momentos o instantes, con el tiempo incluso por días. Cuando conectas con este estado, aunque luego retornes a la conciencia ordinaria y apegada, te puedes traer de vuelta la comprensión de lo que es. Así puedes seguir trabajando en el INTENTO de volver ahí una y otra vez. Hacen falta inconmensurables cantidades de energía sutil y psicoemocional para quedarse a vivir allí: solo un guerrero impecable tiene alguna opción de lograrlo después de una vida de lucha contra los propios despropósitos. Se debe cultivar constantemente la SOBRIEDAD, puesto que sin ésta el desapego sería falso y se convertiría en dejadez o maldad.

El desapego fue llamado en el chamanismo el lugar donde no hay compasión. Esto es debido a que allí uno ya no tiene pena de sí mismo, ni tampoco se apena por los demás. Se alcanza la comprensión de que cada ser es un desafío de conciencia, un puzzle completo pero sin resolver que ha venido al mundo con lo necesario para enfrentar su destino: el de conocerse a sí mismo.

Lo cierto es que es bastante difícil hacer fluir la energía en circunstancias complicadas, sin embargo, es perfectamente posible. El aumento en la SIMETRÍA EMOCIONAL es una manera de acercarse a esa posibilidad. Un paso fundamental es practicar la RECAPITULACIÓN. Así se "fuerza" a que la energía bloqueada en el asunto o relación que se está recapitulando se mueva y adquiera fluidez, aunque sea por un momento. La recapitulación sistemática y repetitiva de contenidos cognitivos estancados o pervertidos, promueve que el cuerpo energético vaya aprendiendo a mantenerse más fluido en las circunstancias relacionadas con el trabajo que se ha estado haciendo. Recapitular con el intento adecuado conduce a la IMPECABILIDAD y ésa es la manera de conseguir una ACTITUD VITAL adecuada, que es la que permanece invariablemente positiva sin importar las circunstancias. Así se planta la semilla del desapego.

Es necesario permanecer abiertos a cambiar nuestra visión del mundo, nuestros sistemas de creencias más profundos. Hay que querer seguir aprendiendo y evolucionando en nuestra dimensión emocional, aceptando el reto de salir y vivir fuera de la caverna. Siempre podremos aprender más y conocernos mejor. En el camino a veces aparece una tristeza natural y sana que se produce debido a que estás perdiendo o más bien renunciando a partes de ti y también al hecho de que el cuerpo siente de manera muy intensa el vacío de no haber llegado a la totalidad de uno mismo. No hay que dejarse llevar por esta tristeza. Hasta que cada una de las fibras del capullo luminoso no está repleta de conciencia, en realidad se está vacío. La evolución personal y el aumento de la simetría emocional puede acabar con el sufrimiento pero no con la tristeza.

Hay que recordar que la Recapitulación Emoenergética parte de la premisa de que los procesos perceptuales se convierten en experiencias a través de la combinación de los datos sensoriales y emocionales junto con el subproducto de la conciencia llamado ENERGÍA DE INTENSIDAD. Esta energía, se queda atrapada en los archivos de memoria, pudiéndo reincorporarse como renovada luminosidad al torrente de la conciencia, gracias a las técnicas recapitulatorias. Recapitular recicla esa energía tan valiosa, en lugar de que quede desperdiciada en la memoria y en la EXPLICACIÓN DEL MUNDO, que es lo que ocurre por defecto cuando no recapitulas. La rigidez en los sistemas de creencias y mentales proviene de la fijeza producida por la energía de intensidad. Cuanto más te afecta cualquier cosa, tanto en positivo como en negativo, más energía de intensidad está siendo malgastada, lo mismo cuanto más fija es una idea o creencia. La recapitulación de un tema se realiza al menos hasta conseguir una sensación de neutralidad con respecto a lo que se está recapitulando. Esa neutralidad aparece como una muestra incipiente de desapego y es consecuencia de la renovada fluidez en la energía que previamente estaba aglutinada y "pegada".

Algunas veces las personas intentan el desapego a través del alejamiento y del desinterés. Sin embargo quien toma esta actitud no está verdaderamente desapegándose, más bien se evade o pretende permanecer neutral como un acto de defensa emocional. Por eso he mencionado lo complicado que es hablar de renuncia o desapego verdaderos, ya que en realidad necesitamos utilizar palabras comunes a falta de términos más precisos, cuando en el fondo nos encontramos en un marco de referencia que tiene que ver con estados de conciencia diferentes al habitual. Los términos utilizados no son más que un intento de trasmitir en palabras lo que solo se puede alcanzar a comprender mediante la experimentación controlada y reiterada de dichos estados. El verdadero desapego produce un aumento de la consciencia y por lo tanto una intensificación en la RIQUEZA de matices que el perceptor es capaz de captar. El desapego llega a través de la RENUNCIA, que poco tiene que ver con no tener nada, sino más bien con deshacerse de lo que te hace daño o está de más, tanto en el mundo externo como en el interno. Esto en lugar de pobreza genera verdadera ABUNDANCIA. La mayoría de la gente no sabe hacia dónde ir, pero casi seguro que conoce por dónde no ir. El principio de la renuncia consiste en abandonar los caminos que sabes que te van mal. El apego puede ser de pensamiento, palabra u obra, material o inmaterial.

Para un guerrero la batalla más inmediata es organizar su mundo de todos los días de manera favorable, renunciando al apego, a la queja y a la pena de sí mismo, recapitulando cada día con el intento adecuado. Al mismo tiempo, se hace consciente de cada aliento mientras templa su impecabilidad. Entonces, a menudo se siente inundado de un profundo bienestar. Debe permanecer alerta para que esto no le aleje de su propósito vital, que no es el bienestar sino el engrandecimiento de la conciencia de ser.
¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License
Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons.