martes, 11 de diciembre de 2012

Emoenergética


La Emoenergética es la parte de la Resonancia Bioenergética que aporta un modelo revolucionario sobre el funcionamiento de la mente, la conciencia y las emociones humanas. Esta visión del mundo ayuda no solo a comprender mejor la naturaleza de la psique y del ser humano, ofrece además un esquema práctico o guía para aquéllos que están en el intento de crecer en lo personal y en lo transpersonal.

En este sistema, las EMOCIONES NUCLEARES son redefinidas para salvar las limitaciones presentes en nuestra cultura y son llamadas EMOENERGÍAS; seis unidades formadas por ESTRUCTURAS, FUNCIONES perfectamente delimitadas y RECURSOS ENERGÉTICOS propios que se organizan para crear un órgano sutil llamado el NÚCLEO EMOCIONAL, cuyo diagrama es el mapa del tesoro de las emociones, de la maquinaria a través de la cual el ente biológico se convierte en PERSONA. Las emoenergías son, reflejan e interpretan los aspectos fundamentales ya existentes en la naturaleza y el Universo:

  • La ALEGRÍA es la emoenergía que percibe y genera la EXPANSIÓN, la CONTINUIDAD, la FLUIDEZ y el DINAMISMO.
  • El MIEDO es la emoenergía que percibe y genera la DISCONTINUIDAD, el DESEQUILIBRIO y el aspecto ENTRÓPICO.
  • La TRISTEZA es la emoenergía que percibe y genera la SEPARACIÓN y la FRAGMENTACIÓN, la DIVISIÓN del todo en partes.
  • La FUERZA MOTRIZ es la emoenergía que percibe y genera el ASPECTO CONTRACTIVO, el ESFUERZO, el IMPULSO y la REACCIÓN.
  • El AMOR es la emoenergía que percibe y genera la CONECTIVIDAD y la UNIDAD.
  • La RECREACIÓN es la emoenergía que percibe y genera la ORGANIZACIÓN, la BELLEZA y la SIMETRÍA.

La Emoenergética propone la práctica de diferentes actividades fundamentales que pueden ayudar al ser humano a desarrollar sus potenciales emocionales y energéticos:
  • Reorganizar el lenguaje (tanto hablado como pensado), ya que al ser nuestro verdadero sexto sentido, tiene la facultad de influir poderosamente en el mundo en que vivimos. Es necesario escucharse atentamente para detectar hasta los más sutiles autoengaños presentes en nuestro diálogo, y trabajar para conseguir usar únicamente un lenguaje potenciador y de poder.
  • Desarrollar un pensamiento SISTÉMICO (la existencia está compuesta por sistemas de formas y funciones que se encuentran intercambiando continuamente energía e información con el medio en una búsqueda permanente del equilibrio), HOLÍSTICO (todo está contenido en todo) y TRANSPERSONAL (soy más que un cuerpo físico). Esto sin dejar de lado el pensamiento ANALÍTICO y racional que permite conservar y fortalecer la sobriedad necesaria para adentrarse en los reinos pertenecientes al lado mágico del ser humano, ese que dice que el hombre es una burbuja de conciencia que está de viaje en el lado activo del infinito.
  • Tomar conciencia de que además de un pensamiento racional y otro intuitivo existe al menos un tercer nivel de comprensión que es el llamado pensamiento paradójico. Llegados a determinados niveles de conciencia y también en ciertos procesos intelectuales se atestigua que existen dualidades aparentemente enfrentadas e irresolubles que, sin embargo, permanecen como inalterables verdades ambas, en contra de lo que el sentido común pudiera dictar.
  • Afinar sistemáticamente los sentidos convencionales y abrir la posibilidad de convertirlos en extraordinarios mediante la práctica y perfeccionamiento de un estado de atención firme y tranquilo.
  • Practicar la introspección sin juicio; fascinarse por el conocimiento de uno mismo y permanecer abiertos a ver y aceptar incluso las partes más oscuras e inconscientes. La Emoenergética ofrece un mapa que facilita el conocimiento de las luces y las sombras humanas; su estudio aporta definiciones claras y precisas de los estados psicoemocionales y de las funciones cognitivas. Es un modelo coherente y clarificador sobre la estructura y funciones de la mente mientras que la mayoría de los sistemas psicológicos y pseudopsicológicos solo suelen ofrecer extensas divagaciones.
  • Cultivar la idea, para más tarde convertirla en comprensión, de que la imagen que se tiene de uno y del mundo no es más que una interpretación mental muy elaborada, pero no la verdad. Es por ello susceptible de ser cambiada, mejorada y purificada.
  • Practicar el silencio interno mediante técnicas de MEDITACIÓN en reposo y en movimiento.
  • La introspección debe estar acompañada por la práctica del arte de la RECAPITULACIÓN. Para algunos resultará familiar este término proveniente del chamanismo centroamericano; será ampliamente desarrollado en esta obra.
  • Prestar atención y cuidados al cuerpo físico. Estar verdaderamente dispuestos a eliminar los hábitos perniciosos y adictivos que lo puedan dañar, y darle las nutriciones y el movimiento adecuados.
  • Cuidar y reparar el cuerpo energético mediante técnicas específicas de SANACIÓN ENERGÉTICA. La Emoenergética es mucho más que un modelo intelectual. Es un sistema de desarrollo humano que forma parte de una moderna y natural medicina del alma: la Resonancia Bioenergética. Para involucrarse en este camino también es más que recomendable recibir estas sesiones de sanación o “ajustes bioenergéticos” con regularidad. De otra forma, lo habitual es que el aspirante (a pesar de su interés) se quede con la curiosidad intelectual por este conocimiento, sin llegar a asimilar la parte energética y sutil, que es fundamental para manifestar y realizar en uno mismo esta ENSEÑANZA. Muchas veces la gente me pregunta por qué es necesario un guía, sanador o maestro... y para mí es claro: si necesitamos profesores para cualquier otro área del aprendizaje, ¿por qué iba a ser diferente con las emociones y el conocimiento de uno mismo?.

Incluso la parte intelectual de este saber se presenta, como cualquier otro, en forma de reto para el lector, que solo podrá aprovechar este manual (que trata de uno mismo) si se convierte primero en estudiante aplicado, desarrollando después un interés persistente y activo.

¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License
Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons.